02/02/2020

RECICLAJE Y UTILIZACION DE MATERIALES BIODEGRADABLES

Desde hace algún tiempo, las empresas de todo el mundo se han centrado en cómo fabricar sus productos de manera sostenible. Los objetivos de protección climática y los consumidores que demandan cada vez más productos y envases que se hayan producido de manera respetuosa con el medio ambiente requieren que las empresas reconsideren sus estrategias.

 

Como resultado, ahora existen numerosos ejemplos de productos reciclados fabricados con envases viejos. El grupo suizo de alimentos Nestlé también ha puesto la sostenibilidad en su agenda: en agosto de 2019, la compañía obtuvo 4.9 de cinco puntos disponibles en el índice FTSE4Good. Para 2025, Nestlé Alemania tiene como objetivo garantizar que cualquier envase que utilice sea reciclable o reutilizable.

 

La marca Nespresso, que pertenece al grupo Nestlé, tiene como objetivo aumentar constantemente la tasa de reciclaje de sus cápsulas de café vacías y, en cooperación con empresas de diversos sectores, utilizarlas para hacer artículos prácticos de uso diario.

 

Varias campañas son para crear conciencia sobre la importancia de reciclar las cápsulas de café vacías. Además, Nespresso coopera regularmente con empresas suizas para producir artículos prácticos de uso diario que están hechos de cápsulas de Nespresso vacías.

 

Como parte de su proyecto Second Life, por ejemplo, la compañía de utensilios de escritura Caran d’Ache lanzó recientemente una edición especial de bolígrafos que están fabricados de aluminio reciclado obtenido de cápsulas Nespresso vacías, mientras que Victorinox AG lanzó una navaja de bolsillo.

 

 

El último desarrollo es una bicicleta hecha de cápsulas de café Nespresso. La start-up sueca Vélosophy y Nespresso pasaron dos años perfeccionando RE: CYCLE: ahora, la bicicleta está disponible en una edición limitada que cuesta 1.290 euros por bicicleta.

 

 

 

Alrededor de 300 cápsulas vacías se utilizan para hacer cada uno de estos paseos. Y los consumidores que eligen uno de estos medios de transporte sostenibles apoyan un proyecto social al mismo tiempo: por cada bicicleta vendida, Vélosophy dona otra a colegialas en países en desarrollo.