08/11/2016

Etiquetado por colores funciona para consumidores

Ahora que se han experimentado importantes cambios en el etiquetado de los productos para facilitar la información al consumidor, se plantea qué tan eficaces son estas modificaciones.

Todavía es pronto para realizar una evaluación profunda, pero la controversia generada en un primer momento y la gran cantidad de información que se requiere a los productos sin duda tendrán sus consecuencias.
 

Francia, que además de incluir los mismos requisitos que en el caso español impone el Reglamento (UE) Nº 1169/2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, probó hace más de un año un sistema de etiquetado nutricional basado en la distinción por colores que también originó intensos debates en el país galo.
El programa divide los alimentos en cinco categorías -verde, amarillo, naranja, rosa y rojo- teniendo en cuenta el contenido por cada 10 gramos de calorías, azúcar, grasas saturadas y sal o la fibra, las proteína, el sodio y la fruta que incluye. Se plantea como una alternativa informativa y a la vez educativa que ha clasificado a los alimentos y las bebidas para que sean identificadas de manera fácil por la población en general.
Ese objetivo de simplificar al máximo la información ha sido lo que le ha valido una calificación muy positiva por parte del Alto Consejo Francés para la Salud Pública, que ha analizado su eficacia emitiendo un dictamen que también recoge la publicación “Nutrients” a través de un estudio realizado por un equipo de investigadores.
La calificación del sistema también se lleva el visto bueno de diferentes estudios realizados por organismos independientes como la Universidad Paris 13, la Universidad de la Sorbona, el Instituto Nacional Francés para la investigación en agricultura (INRA), el Instituto Nacional para la Salud y la Investigación Médica (INSERM) y el departamento de salud pública del Hospital Avicenne.


Sobre todo se valora la claridad del mensaje, un reconocimiento visual que facilita su comprensión al consumidor, más en casos de la población calificada de “riesgo” como pueden ser los mayores o los grupos de menor nivel educativo, de ingresos más bajos o personas con sobrepeso.
No gustó entre los fabricantes que recibieron las peores calificaciones en sus productos y habrá que ver qué datos de ventas ofrecen, pero el sistemas cumple con las expectativas para las que fue creado y es un ejemplo que en el vending también se ha utilizado como referencia al ser un canal en el que el consumidor no tiene la posibilidad de ver con claridad los contenidos e ingredientes de cada producto.


El estudio publicado en la revista Nutrients compara el efecto de diferentes etiquetas en la parte frontal de los paquetes de varios alimentos y la capacidad de los consumidores para clasificarlos adecuadamente. Los sistemas de etiquetado comparados fueron los de los cinco colores, el de la marca verde de calidad de los países escandinavos, el semáforo nutricional empleado en Reino Unido y las Cantidades Diarias Recomendadas, sistema obligatorio actualmente en Francia y también en España.


El sistema que permitía la mejor categorización de productos según su contenido nutricional era el de los cinco colores en todas las capas de población, utilidad que se califica como sobresaliente, aunque no es suficiente motivo para convertir esta identificación en obligatoria en Francia, debido a ese rechazo que genera en el sector industrial.
Fuente: Hostel Vending

 

 

FUENTE:

Etiquetado por colores funciona para consumidores. – EN NotiAlfa [boletín electrónico en línea] – Alfa Editores Técnicos. – No. 521 (28 sept. 2015) – [consultado el 9 de octubre de 2015] – http://www.alfaeditores.com/index.php/template/boletin-electronico/notialfa/noticias-notialfa/item/4403-etiquetado-por-colores-funciona-para-consumidores – Fuente: Agencia ID (vía La Jornada)