05/03/2019

Envases omnichannel: el futuro del e-commerce

Una sólida estrategia de comercio electrónico es esencial para las marcas modernas que intentan seguir el ritmo de la competencia. A medida que los clientes navegan, y compran cada vez más artículos de diversas formas, las marcas que triunfarán serán aquellas que adapten su oferta para satisfacer estas necesidades, y que puedan escalar e innovar rápidamente para el e-commerce.

 

La mayoría de las marcas se enfrentan a un dilema: simplificar sus cadenas de suministro o diseñar productos específicamente para cada canal. Algunas marcas se encuentran creando formatos de envasado específicos por canal, ofreciendo experiencias diferentes y más personalizadas. 

 

Otras prefieren un diseño de envase unificado que se realice en entornos en línea y fuera de línea, simplifique el inventario y maximice la eficiencia en toda la cadena de suministro. 

 

Uno de los mayores desafíos del diseño de envases específicamente para el comercio electrónico, es garantizar que pueda soportar una cadena de suministro compleja. Las marcas han pasado décadas optimizando los cinco puntos típicos de manejo en el modelo tradicional de fabricante-distribuidor-minorista. Al día de hoy, puede haber 10 puntos de manejo o más. Esto ha aumentado la carga logística y la posibilidad de daños o fallos en el producto.

 

El diseño de envases puede de hecho ayudar a las marcas a superar estos desafíos. El reemplazo de las latas de vidrio y aluminio por bolsas flexibles y envases de PET que están listos para el comercio electrónico. Se evitan daños y se reduce la necesidad de envoltorios adicionales de protección, bolsas de plástico y envases secundarios, lo que reduce considerablemente los costos. 

 

Esto es posible porque el envase listo para el comercio electrónico se encuentra libre de las reglas del envase en los estantes. Las marcas pueden adoptar formas y tamaños optimizados para la eficiencia del envío y el uso en el hogar en comparación con la presencia en estantes. Esto no sólo simplifica la cadena de suministro, sino que también promueve una mejor sostenibilidad. Los contenedores primarios listos para reciclar minimizan el exceso de empaque, mejoran las tasas de reciclaje y reducen el desperdicio general.

 

Una gran ventaja es la experimentación más rápida: el e-commerce se convierte en el banco de pruebas ideal para el desarrollo de productos. Esto se debe a la tecnología de impresión de corto plazo, como la impresión digital y offset, que permite las pruebas previas al lanzamiento y puede reducir la velocidad al mercado de dos años a 3-6 meses. 

 

 

El e-commerce también ofrece a las marcas la oportunidad de adaptar los precios. Dependiendo de la categoría, el comportamiento del cliente y los competidores, las marcas con sofisticadas capacidades de análisis y recopilación de datos en tiempo real, pueden monitorear el mercado y modificar los precios en consecuencia.

 

Los minoristas omnicanal inteligentes, utilizarán el comercio electrónico para vender una amplia gama de productos con el fin de respaldar su posicionamiento multicanal, descontando los productos online en gran medida para reforzar la percepción de precios competitivos.

 

El envase inteligente, que utiliza tecnologías como la RFID, códigos QR, y comunicación de campo cercano, recopilan datos en tiempo real en cada paso de la cadena de suministro.

 

Los productos perecederos pueden ser monitoreados y mantenidos en condiciones óptimas, los falsificados se pueden identificar a partir de los genuinos. Los consumidores pueden conocer el origen de sus productos así también como dónde se puede reciclar cada envase. Pueden reordenar y agregar el producto automáticamente a sus carros de compra virtual.

 

Con una cadena de suministro omnicanal integrada, existe la oportunidad de comenzar a explorar las posibilidades de unificar el diseño de envases tanto en línea como no, ahorrando costos al reducir la cantidad de formatos y manteniendo la coherencia de la marca en todos los canales.

 

Fuente: Amcor