24/02/2020

ENVASADO DE AEROSOLES

La historia del aerosol demuestra que el éxito se alcanza con perseverancia e ingenio. El aerosol comenzó siendo el producto que utilizaban los soldados en la Segunda Guerra Mundial, para matar a los mosquitos y evitar las enfermedades que ellos transmitirían. Los aerosoles poseen múltiples funciones. El envasado a terceros permite que se los utilice como:

  • # Hogar: Insecticidas, productos de higiene personal, limpieza y quitamanchas.
  • # Herramientas: laca fijadora, pinturas, adhesivos para el arte y el diseño.
  • # Medicina: Dispensadores de medicamentos e inhaladores respiratorios. 
  • # Perfumería y cosmética: desodorante, espuma de afeitar, laca para el cabello.
  • # Ocio: nieve artificial. 
  • # Alimentación: nata montada, aceites, manteca, crema, y vinagres.
  • # Seguridad: spray de defensa.

 

aerosol xiomara

 

Cuando una empresa se dedica al envasado de aerosoles debe tomar en cuenta que en su fabricación es necesario considerar el uso de:

Recipiente: fabricado de vidrio, hojalata, plástico o aluminio. El fondo debe ser arqueado hacia adentro para soportar con mayor capacidad la presión que se ejerce sobre los gases. Estos envases siguen rigurosas normas de seguridad.

Válvula: elemento que permite o no la expulsión del contenido del aerosol.

Gas propelente: Utilizado para garantizar el impulso de la sustancia contenida en el recipiente. Facilita que el líquido se mantenga atomizado. Los gases más conocidos son propano, butano y otros especiales con el DME. Este último sólo se utiliza en productos medicinales.

Contenido: Debe ser pulverizada en forma de líquido o sólido, como cremoso (espumas), o fino polvo.

Tubo de salida: Medio de expulsión del contenido. 

 

El envasado a terceros consta de 8 pasos que las empresas dedicadas deben desarrollar con el envase vacío. Es importante que se cumpla este procedimiento, ya que garantiza que el producto cumple con todas la normativas de seguridad.

Desarrollo del envasado:

  1. Anadir el producto al recipiente sin el gas.
  2. Colocar la válvula y ajustarla correctamente en su sitio. El sellado debe ser seguro para evitar fugas y explosiones.
  3. Inyectar el gas propelente por medio de la válvula.
  4. Pesar el aerosol.
  5. Sumergir el producto en un baño de agua a 50ºC. Esto eleva la presión del interior del recipiente y detecta posibles fugas. 
  6. Secar el aerosol.
  7. Ubicar el tapón y el pulsador.
  8. Colocar la fecha y código de lote para el envasado final.