09/02/2020

EL PODER DE SEDUCCION DE UN BUEN ENVASE.

El segmento de la confitería y la panadería es uno de los mejores exponentes de la influencia que tiene la configuración del envase en la decisión del consumidor en el punto de venta.

 

Este segmento, es uno de los mejores exponente de la influencia que tiene la configuración del envase en la decisión del consumidor en el punto de venta. Este es uno de los ramos que más se benefician del negocio con productos de temporada, en los que el envase juega un papel fundamental. No faltan ocasiones para lanzar ediciones especiales: el Día de la Madre, el Día de San Valentín, Pascua, Acción de Gracias, Navidades o Halloween. Las distintas marcas y los fabricantes de envases se superan año tras año ideando nuevos productos, sabores y diseños acordes con las expectativas del cliente. Al fin y al cabo, uno de los deseos más destacados del consumidor es disponer de variedad para elegir. Consecuentemente, una de las principales fórmulas de éxito empresarial consiste en lanzar a menudo productos innovadores.

 


La última tendencia del sector de la confitería es el ʹfood pairingʹ, consistente en combinar distintos ingredientes, capaces de suscitar experiencias multisensoriales al degustarlos. Las variaciones introducidas en productos de repostería y panadería, sumadas a los envases de distintos tipos y tamaños, han diversificado la oferta en los supermercados. Además, han derivado en un aumento de la complejidad de los procesos de producción. Teniendo esto en cuenta, tanto los fabricantes de dulces, chocolates y productos de panadería como los especialistas en envasado deben ser capaces de anticiparse a los deseos de los consumidores para integrarlos en los planes de producción y en el posterior proceso de suministro.

 

Rapidez de reacción y capacidad de adaptación


A medida que aumenta la diversidad se acortan los ciclos de vida de los productos y el volumen de los envases. Ante este fenómeno, la maquinaria y las instalaciones tienen que poder reaccionar con rapidez y flexibilidad. Se requieren tiempos breves de adaptación de la maquinaria, procesos sencillos de cambio de productos, cantidades y formatos y también conceptos modulares que ayuden a recombinar o ampliar las líneas de producción y envasado.

 

 Resultado de imagen de premium candy packaging

 

El mercado de maquinaria para dulces y chocolates



El segmento de construcción de maquinaria para confitería se caracteriza por su alto grado de especialización y por su destacado dominio de las técnicas de procesos. Este ramo está acostumbrado a las fuertes fluctuaciones del negocio exterior, ya que depende en gran medida de proyectos de gran envergadura.

 

Los fabricantes alemanes de máquinas para confitería vienen registrando desde 2016 un aumento sustancial de los pedidos con destino a África, Oriente Próximo y Oriente Medio. Por efecto de la globalización, cobran importancia los envases protectores para dulces de calidad, ya que es necesario que estén adaptados a los requisitos especiales que supone la climatología extrema de estas regiones.

 

Por ello, el foco no solo se dirige al diseño, sino también a la hermeticidad del envase, condición indispensable para garantizar una óptima protección del producto. Empresas como Theegarten-Pactec se encuentran trabajando para ampliar la oferta de envases atractivos, más allá de las bolsas habituales, y que además sean aptos para proteger convenientemente los productos en climas tropicales.

 

Protección e higiene


Un tema prioritario para el ramo de la confitería y panadería es la necesidad de garantizar unas condiciones de producción seguras e higiénicas. Las máquinas e instalaciones se desarrollan conforme al criterio del diseño higiénico, para satisfacer las elevadas exigencias de higiene en la producción de conformidad con las normas y directivas internacionales. A tal efecto se evita, que las estructuras presenten rincones y espacios huecos en los que puedan acumularse restos de productos, microorganismos o suciedad. De este modo se reducen las tareas de limpieza, se acortan los tiempos de inactividad y se minimiza el desperdicio de material.

 

 

Al mismo tiempo aumenta la productividad de las instalaciones.


Los métodos CIP (ʹCleaning in Placeʹ) han ido extendiéndose en el transcurso de los últimos años. Unos sensores CIP especiales avisan cuando detectan la necesidad de limpiar una máquina. Con ello se evitan procesos de limpieza exhaustivos e innecesarios y, por tanto, se ahorra agua, productos de limpieza, energía y costes.

 

En el proceso de pasteurización, se mantiene constante la temperatura de horneado a 75 grados centígrados durante un período prolongado de tiempo. Para ello suelen utilizarse bolsas convencionales de polietileno con cierre de clip. Este evita que se forme una presión excesiva, que haría que se hinchara la bolsa durante el proceso. 

 

La seguridad de los productos alimenticios es un aspecto que seguirá cobrando importancia debido a la imparable globalización, a la creciente complejidad de las cadenas de creación de valor y al cambio de costumbres entre los consumidores. Asimismo, el cambio climático será un factor a tener en cuenta para la seguridad de los alimentos, especialmente en lugares afectados por cambios de temperatura que repercutan en la seguridad de los productos alimenticios durante su producción, almacenamiento y distribución. Estos factores, sumados al crecimiento de la población mundial, se traducen en nuevos desafíos para la seguridad global en el sector alimentario. En vista de ello, los productores y procesadores adquieren una responsabilidad creciente por lo que respecta a la producción de alimentos seguros y sostenibles.

 

Gracias a la digitalización y a la automatización, las máquinas de las panificadoras ganan eficiencia y flexibilidad para adaptarse al cada vez más frecuente consumo de bocadillos, pastas y aperitivos fuera de casa. Como consecuencia del cambio de pautas de consumo y alimentación y del aumento de la proporción de productos envasados en porciones individuales ha ascendido la producción mundial de máquinas panificadoras. 

 

Soluciones sostenibles


Una de las principales prioridades de todos los participantes en esta industria es conseguir una producción y un envasado sostenibles de los productos de confitería y panadería. En vista del calentamiento global y del aumento de la población mundial, que rozará los 10.000 millones de personas en 2050, urge encontrar soluciones. 

 


Fuente: Envapack.