24/04/2020

EL COLOR EN EL ENVASE

Desde tiempo remotos el color ha sido uno de los elementos que mejor transmite las emociones. El uso del color en cualquier forma de expresión siempre lleva una intención, busca generar algo en el consumidor. En las artes el uso del color no tiene un significado universal sino que cada creador le otorga el carácter a estos, dependiendo de lo que quiera transmitir.

La importancia de los colores en el marketing

En el marketing ocurre algo muy similar, guardando proporciones y entendiendo que son disciplinas muy diferentes. Un estudio denominado Impact of color on marketing, de Satyendra Singh demostró que una marca está expuesta a tan solo 90 segundo, y es el color lo primero que salta a la vista de los consumidores, y son ellos quienes comunicarán los valores de las marcas. Entre el 60% y el 90% de los juicios rápidos que se realizan sobre una marca provienen del uso del color. Al igual que en el cine y en básicamente cualquier forma de expresión, en el marketing se debe transmitir a través de estos para hacer sentir una emoción al espectador. Un empleo adecuado puede permitir a las marcas adentrarse de mejor manera en la memoria de las personas, como así también es posible transmitirles la emoción que las marcas decidan.

Percepción y el color

El color hace que percibamos de manera distinta a las marcas. Un estudio de la Universidad de Yale estableció que tan solo al ver ciertos colores somos capaces de asociarlos a ciertos productos. De allí la importancia de los colores pues el color de una marca debe ajustarse a la percepción de lo que quiere lograr y que los productos anunciados quieren dar. Lograr que los consumidores recuerden a una marca por sus colores institucionales es el sueño de cualquier equipo de marketing. Ya sucede con el rojo de Coca-Cola, con el color blanco y la manzana de Apple, el azul de Ford. De ahí que las marcas, cuando se adentran en un proceso de cambio de imagen, muy pocas toquen los colores, por lo general solamente se limpia el logo. Los colores se encuentran intimamente relacionado a lo sensorial, más que a lo cognitivo. Los colores también son emociones.

Fuente: PuroMarketing.