04/12/2019

CAMBIO DE PIEL

Al pasar de las bandejas de plástico a las de cartón ondulado, Smurfit Kappa ha abierto nuevas oportunidades para Bimbo, mostrando productos de forma más atractiva en el punto de venta, creando una clara diferenciación; y lo más importante es que una solución hecha de un recurso renovable, 100% reciclable y respetuosa para el medio ambiente.
 
 
Bimbo se ha convertido en la empresa panificadora más grande a nivel global. Tiene presencia en Europa, Asia, África y en 32 países de América, lo cual genera un volumen de ventas anuales por más 15 mil millones de dólares.
 
 
Es por eso que sus niveles de producción requieren un alto uso de bandejas para el traslado de productos. Desde un panorama mundial significa una abundante cantidad de plástico que resulta en la contaminación del medio ambiente.
 
 
Smurfit Kappa parte de un modelo comercial circular que ayuda a sus clientes a incorporar la sostenibilidad en cada fibra, y fue lo que sucedió con Bimbo, creando en conjunto bandejas hechas de cartón
 
Durante el proceso, Bimbo se enfrentó a tres desafíos en sus esfuerzos por racionalizar su cadena de suministro. 
 
  • Primero, mejorar el ciclo de retorno de la bandeja de plástico para reducir el tiempo de parada de la línea de producción.
  • Segundo mejorar la protección del producto durante el transporte de larga distancia.
  • Tercero, satisfacer la demanda de los minoristas de pasar a un embalaje listo para usar.
 
Para comprender plenamente los objetivos, Smurfit Kappa y Bimbo celebraron un Día de la Innovación y, a través de un proceso de colaboración, desarrollaron una solución de cartón ondulado. Las bandejas corrugadas tienen el mismo tamaño que las bandejas de plástico existentes, lo que permite a Bimbo sustituirlas con una interrupción limitada de la cadena de suministro. 
 
 
Las nuevas bandejas de Bimbo también tienen la marca completa para mejorar la visibilidad del producto en el estante.
 
El resultado de las bandejas corrugadas proyectó una reducción del 95% en espacio del almacén para que Bimbo pudiera responder rápidamente a los picos de demanda y ahorrar un 50% en los costos de envío y distribución. 
 
 
El nuevo diseño también funciona como un envase listo para ser colocado en el estante, lo que permite a Bimbo aplicar mensajes de promoción y de marca de forma rápida y sencilla.