06/08/2020

NUEVA INTERFAZ, COBOTS Y OPERACIONES DE MOLDEO

La IMMI (interfaz de máquinas de moldeo por inyección) permite integrar máquinas de moldeo por inyección con interfaces de comunicación Euromap 67 y SPI AN-146 con los robots colaborativos de la e-Series de la marca.

 

“Las máquinas de moldeo por inyección tienen muchas entradas y salidas para gestionar las complejidades del proceso de moldeo. Con la IMMI le damos al fabricante la capacidad de configurar, programar y controlar todo el ciclo de aplicación a través del colgante de enseñanza del cobot UR”, comentó Joe Campbell, gerente senior de Desarrollo de Aplicaciones en Universal Robots en un comunicado de prensa.

 

El directivo explicó que las máquinas de moldeo por inyección tienen varias entradas y salidas para gestionar la complejidad del proceso, con tareas que requieren alta repetibilidad, movimientos complejos y ángulos exigentes, y donde los cobots de seis ejes pueden ser de gran ayuda.

 

Los cobots se pueden montar en la parte superior o al costado de la máquina y pueden trabajar con operadores humanos sin necesidad de jaulas de seguridad, ahorrando espacio en el piso de producción.

 

La nueva interfaz IMMI se instala en la caja de control de los cobots de UR de manera rápida y proporciona una integración profunda con el sistema del robot, incluyendo la función de seguridad. Con el puerto de expansión de la caja de control de los cobots e-Series se facilita su montaje y gestión de cables. 

 

La marca proporciona una plantilla IMMI para el sistema operativo Universal Robots Polyscope para facilitar su uso en el árbol de programación, además de que esta nueva interfaz ya está disponible a través de la plataforma de productos certificados UR+ de Universal Robots.

 

Se estima que el mercado global de robots colaborativos o cobots en la industria de plásticos y polímeros crecerá exponencialmente en los próximos cinco años para pasar de USD 250 millones en 2020 a USD 1.5 mil millones en 2025.

 

Un reporte de BIS Research indica que el 15 % de todas las aplicaciones de cobots este año estará dentro de las operaciones de moldeo por inyección, automatizando actividades como colocar insertos en moldes y piezas móviles mediante procesos posteriores al molde.